¿Qué es lo que más te enciende en el sexo? Pues…ese es el juguete sexual que debes buscar. El mejor juguete sexual es el que funciona con tus gustos particulares, el que realmente te pone en marcha, el más compatible con tus partes o con tu pareja, el que funciona en combinación con otros juguetes sexuales (o el sexo mismo) para hacer la experiencia completamente inolvidable. Es además, aquel que incorporas frecuentemente en la práctica del sexo mientras disfrutas de juegos sexuales con tu pareja.

El mercado de juguetes sexuales se ha disparado en los últimos años, básicamente junto con el mito de que el uso de ellos iba en caída libre. Puede comprarlos en algunas tiendas bastante convencionales, y hay muchas fuentes en línea que pueden enviarle una gran variedad de juguetes sexuales geniales de manera rápida y fácil. Y no descartemos el poder de una pandemia para atraparnos en casa con nuestras fantasías, deseos y nuestros juguetes sexuales favoritos.

Si recién está ingresando en este mundo, probablemente encontrará el mercado de los juguetes sexuales un poco intimidante: hay una gran variedad de juguetes sexuales para mujeres, juguetes para hombres y juguetes para parejas (o más). Así que vamos a guiarte a través de las amplias categorías de productos que están disponibles para que disfrutes, y escogemos algunos de nuestros juguetes sexuales favoritos en el camino.

Anímate a probar alguno de estos con tu escort de lujo favorita y comprueba que sus servicios están pensados para llevarte al éxtasis total, incluído la satisfacción de tu fetiche sexual más sórdido.

Fleshlights…

No hay duda al respecto: para la mayoría, el Fleshlight es el mejor juguete sexual para hombres. Los juguetes sexuales específicos para el pene tardaron en llegar. El Fleshlight solo obtuvo su patente hace 23 años, enumerado por primera vez, clínicamente, como un ‘dispositivo para la recolección discreta de esperma’.

La idea de un Fleshlight es bastante simple: en general, consisten en una capa exterior, en la que se asienta una manga suave, similar a la piel, con un orificio, generalmente texturizado en el interior, en el que se inserta un pene. Con mucho lubricante y una mano firme, Fleshlight ofrece una experiencia similar al sexo, y quizás incluso algo más, ya que puedes controlar la intensidad y la cadencia del movimiento a tu antojo.

Teniendo como punto de partida al Fleshlight, puede obtener todo tipo de dispositivos; al principio tendieron hacia lo más anatómico, y los más vendidos siguen siendo aquellos que emulan partes reales del cuerpo (y, en las gamas Fleshlight Girls y Fleshjack Boys, reproducciones de genitales reales de estrellas del porno). Pero cada vez más, los Fleshlights más experimentales ofrecen una experiencia propia, con interiores complejos, extremos abiertos, materiales transparentes y todo tipo de trucos.

Consoladores…

Los consoladores pueden ser, por su propia naturaleza, un poco intimidantes. La imagen clásica de un bulto venoso, enorme y con forma de pene vive gratis en muchas de nuestras cabezas, y aunque esa variedad particular de juguetes no ha desaparecido, existen muchas alternativas que pueden satisfacer sin asquear a nadie.

Al igual que con cualquier otro juguete, se trata de encontrar y explorar lo que funcione para ti. Piense en las cosas que ha disfrutado en experiencias sexuales pasadas y comience por ahí en términos de tamaño; considere también el grosor y la longitud, así como la textura del consolador y su material. Algo no poroso es imprescindible para mantener las cosas correctamente limpias, ya sea que eso signifique silicona más suave o metal más frío, realmente depende de usted.

Los hombres que buscan trabajar en la estimulación de la próstata, o las chicas que le gusta estimular el punto A, pueden preferir algo más pequeño y suave, y aunque un tapón anal podría funcionar para eso, hay consoladores específicos más delgados que te darán lo que buscas.

Vibradores…

Un vibrador no es solo un consolador que vibra. Los vibradores vienen en todas las formas, tamaños y materiales, lo que le ofrece la oportunidad de excitar las partes que le importan, ya sea en el interior, el exterior o en cualquier otro lugar. Hay vibradores de punto G específicos, dispositivos sónicos que usan aire en movimiento: una variada y amplia gama.

En los últimos años, las formas de los vibradores han cambiado y también son cada vez más inteligentes. Los diferentes patrones de vibración agregan un poco de sabor al proceso, mientras que los dispositivos conectados pueden incluso funcionar para mantenerlo a usted y a su pareja activos incluso si no pueden estar en la misma ubicación física.

Si bien el término ‘vibrador’ se asocia típicamente con juguetes enfocados en mujeres, existen juguetes sexuales vibrantes que también pueden funcionar muy bien para los hombres. Los anillos vibratorios para el pene son un gran ejemplo, pero el masaje tántrico o el masaje de próstata con un vibrador anal también puede ser una experiencia interesante, y muchos dispositivos similares a Fleshlight (y, de hecho, algunos Fleshlights) incluyen pequeños vibradores incorporados para mejorar la experiencia, si es que ello es posible.

Tapones anales…

Un tapón anal es un juguete sexual que básicamente hace lo que sugiere su nombre. Dado que todo el mundo tiene un trasero, los tapones anales pueden ser disfrutados por casi cualquier persona, pero eso no significa que todos los disfrutarán.

No a todo el mundo le gusta cómo se siente; otros, sin embargo, disfrutan de la placentera sensación de estar llenos. Para los hombres, pueden agregar un poco de presión sobre la próstata y para las mujeres también pueden estimular los nervios internos del clítoris y el punto G, particularmente cuando se emplea un tapón anal vibratorio.

También son fantásticos, como ya te habrás dado cuenta, como preparación para tener sexo anal. Esto es válido tanto si está tratando de entrenar sus músculos anales para que se relajen y contraigan de manera más confiable en una sesión en solitario, como si está buscando estirarse un poco antes de una sesión con un compañero. Comience con un juguete más pequeño, si recién se está acostumbrando al asunto.

Tenga en cuenta que los tapones anales necesitan absolutamente un buen lubricante y tendrá que ser paciente; la inserción gradual es importante, con reaplicaciones frecuentes de lubricante, y la extracción suave (con más lubricante) es imprescindible. Todos los juguetes hechos para el juego anal vienen con una base acampanada de algún tipo, por lo que no tienes que preocuparte de que se pierdan en lo profundo…

Mira este interesante vídeo con algunos consejos de qué juguetes sexuales podrías comprar y cómo usarlos. Y además, aquí puedes encontrar una muy aconsejable selección de los juguetes sexuales más vendidos de Amazon.